Contenidos

Sitios relacionados


Adenopatía axilar

Qué es la linfadenopatía axilar (de la axila), causas y origen de las adenopatías axilares.

adenopatia axilarLa adenopatía axilar es la inflamación en los ganglios linfáticos axilares situados a lo largo de los brazos, el pecho y los senos. Puede ser un signo de un problema médico grave, especialmente cuando se combina con otros síntomas como el agrandamiento de los ganglios linfáticos cercanos, fiebre o fatiga.


El médico puede evaluar a un paciente con adenopatía axilar para determinar la causa y desarrollar un plan de tratamiento para abordar la cuestión.

Las opciones de tratamiento pueden variar considerablemente, desde la prescripción de antibióticos a la quimioterapia para el cáncer.

Según sus características, la adenopatía axilar puede ser llamada de diferentes formas: izquierda o derecha, benigna o maligna, unilateral o bilateral, inflamatoria, inespecífica, etc. Puede afectar a niños y adultos.

En pacientes sanos, los ganglios linfáticos de la axila permanecen pequeños. Se pueden palpar con un poco de esfuerzo, pero no deben estar agrandados, calientes o sensibles.

Cuando los nódulos se hinchan y comienzan a causar molestias, es un signo de un problema en el interior del cuerpo. El paciente puede notar sensibilidad alrededor del pecho y observar enrojecimiento de la piel en algunos casos. Un médico será capaz de palpar fácilmente los ganglios linfáticos inflamados.

Algunas de las causas potenciales de la adenopatía axilar pueden ser reacciones a medicamentos, enfermedades autoinmunes e infecciones. El médico puede palpar otros ganglios linfáticos, tomar la temperatura del paciente y preguntar acerca del historial médico reciente.

Un análisis de sangre también puede ser útil para detectar señales de infección o una química sanguínea anormal. Toda esta información se puede juntar para determinar por qué el paciente tiene una enfermedad en los ganglios linfáticos axilares.

Un historial médico reciente de problemas como fatiga, náuseas o dolor de huesos puede ser causa de preocupación.

El paciente también debe revelar todos los medicamentos que está usando, incluyendo los medicamentos alternativos como los suplementos herbarios y medicamentos comprados sin receta, como la aspirina. A veces, un solo medicamento no es la causa, sino una reacción a una combinación de medicamentos.

Las infecciones como la fiebre por arañazo de gato y la brucelosis pueden ser tratadas con medicamentos apropiados. Si el paciente tiene una enfermedad como artritis reumatoide, una mejor gestión del problema puede reducir la hinchazón y resolver la adenopatía axilar.

A veces la inflamación es el resultado de la fuga o rotura de los implantes de mama o a un tumor canceroso, en cuyo caso el paciente puede necesitar cirugía para tratar el problema. Los ganglios linfáticos cancerosos tienen que ser eliminados para proteger al paciente de metástasis adicionales.

El médico puede considerar tratamientos conservadores en primer lugar, para reducir los riesgos para el paciente. En los casos de adenopatía axilar, pueden pasar varias semanas para que la hinchazón se resuelva completamente, incluso si el problema médico del paciente responde bien al tratamiento. Los ganglios linfáticos deben limpiar el tejido infectado e inflamado, y esto requiere un tiempo. Si los ganglios linfáticos permanecen enfermos, el médico puede considerar otras opciones de diagnóstico y tratamiento.