Contenidos

Sitios relacionados


Adenopatía inguinal

Qué es la linfadenopatía inguinal, causas y origen de las adenopatías inguinales en adultos y niños.

El término adenopatía inguinal (o linfadenopatía inguinal) se utiliza para referirse a la ampliación de los ganglios linfáticos ubicados en la región inguinal del cuerpo, un área comúnmente conocida como la ingle. Los ganglios linfáticos desempeñan un papel importante en el sistema inmunológico del cuerpo, y ayudan a filtrar las sustancias nocivas desde el torrente sanguíneo. Las principales causas de la adenopatía inguinal son el cáncer y las infecciones.


La adenopatía inguinal puede ser de varios tipos: izquierda o derecha, unilateral o bilateral, dolorosa o indolora, en niños y adultos, reactiva, etc.
En general, el término adenopatía se utiliza para indicar que ciertos ganglios linfáticos están agrandados. Los ganglios linfáticos son parte del sistema linfático, un componente importante del sistema inmunológico del cuerpo. Filtran el líquido linfático (linfa) y eliminan las sustancias peligrosas en el sistema circulatorio. Cuando hay sustancias nocivas en el líquido linfático, los ganglios linfáticos pueden aumentar de tamaño a medida que trabajan para extraer y procesar estas sustancias.

La adenopatía inguinal puede ser identificada de varias maneras. Algunas personas pueden notar bultos agrandados en su ingle que, a veces, pueden ser duros, firmes, y sin dolor, pero también pueden ser de color rojo, blandos y suaves. En otros casos, los médicos u otros profesionales de la salud pueden detectar la adenopatía a partir de un examen físico, como la palpación de la ingle que se realiza a menudo para comprobar la presencia de anormalidades. A veces la adenopatía inguinal se encuentra como resultado de un estudio de imagen realizado para un propósito diferente como, por ejemplo, una tomografía computarizada (TC) realizada para evaluar la región pélvica.

Aunque diversas enfermedades pueden causar adenopatía inguinal, tal vez la causa más temida de la adenopatía es el cáncer. Típicamente, los nódulos que se agrandan debido a la presencia de cáncer son firmes, inmóviles e indoloros. En algunos casos, el cáncer en sí mismo podría haber comenzado en los ganglios linfáticos, como es el caso del linfoma. Por otra parte, un tumor maligno podría haberse desarrollado en otro lugar, y las células cancerosas del tumor haber entrado en el fluido linfático y ser filtradas por los ganglios linfáticos. Las células cancerosas pueden entonces crecer y replicarse dentro del nódulo.

Muchos tipos diferentes de cánceres malignos pueden causar adenopatía inguinal. Como se mencionó anteriormente, el linfoma es un tipo de cáncer que causa comúnmente un agrandamiento de los ganglios linfáticos en esta región. El cáncer de testículo es otro cáncer que generalmente se propaga a estos nódulos. El cáncer rectal, el cáncer vulvar, el cáncer de pene y el cáncer vaginal también pueden causar agrandamiento de los ganglios linfáticos inguinales.

Otra causa de la adenopatía inguinal es una infección. Las enfermedades virales como el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y el virus de Epstein Barr (EBV) (un virus que causa una enfermedad llamada mononucleosis infecciosa o enfermedad del beso), se asocian a menudo con adenopatía en todo el cuerpo. Las infecciones bacterianas localizadas en la región pélvica, como ciertas infecciones de transmisión sexual, también pueden causar agrandamiento de los ganglios linfáticos inguinales.