Contenidos

Sitios relacionados


Adenopatía mediastínica

Qué es la linfadenopatía mediastínica (del mediastino), causas y origen de las adenopatías mediastínicas en adultos y niños.

La adenopatía mediastínica es un agrandamiento de los ganglios linfáticos situados en la parte mediastínica del pecho, el área central que separa los pulmones. El agrandamiento se diagnostica a través de una radiografía de tórax. La linfadenopatía mediastínica no es una enfermedad en sí, sino un síntoma de otra enfermedad como las que causan las infecciones, varios tipos de cáncer y otras enfermedades. El tratamiento depende de la causa subyacente.


Los ganglios linfáticos son pequeñas masas redondas o en forma de óvalo compuestas de tejido linfático rodeado por tejido conectivo. Se encuentran en muchos lugares en todo el cuerpo y desempeñan un papel importante en el sistema inmune para almacenar y limpiar desechos, pudiendo a veces atrapar células cancerosas o bacterias.

Los ganglios linfáticos agrandados suelen indicar la presencia de infección, cáncer u otras enfermedades.

Existen diferentes tipos de enfermedades infecciosas que pueden causar linfadenopatía mediastinal. Los dos tipos más comunes son la tuberculosis y las infecciones por hongos como la histoplasmosis y la coccidioidomicosis. La tuberculosis es una enfermedad bacteriana infecciosa que afecta principalmente a los pulmones, pero puede propagarse a otros órganos. La histoplasmosis es causada por la inhalación del hongo Histoplasma capsulatum en los excrementos del suelo o de aves, y afecta principalmente a los agricultores, los trabajadores de la construcción, o las ocupaciones que implican el contacto cercano con las fuentes del hongo. La coccidioidomicosis también es causada por un hongo que se encuentra en el suelo, y es más común en el suroeste de Estados Unidos, América Central y América del Sur.

El cáncer de pulmón es el principal tipo de cáncer que puede causar adenopatía mediastínica, y la enfermedad por lo general se propaga a los ganglios linfáticos antes que a otras partes del cuerpo. Una vez que se diagnostica el cáncer de pulmón, se utilizan estudios adicionales mediante imágenes para determinar si el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos. Esto también puede ayudar a determinar cómo de avanzado está el cáncer. El cáncer de mama y el cáncer de esófago también pueden causar linfadenopatía mediastínica.

La adenopatía mediastínica también puede estar presente en varios tipos de enfermedades menos comunes, como la enfermedad de Castleman y la granulomatosis de Wegener. La enfermedad de Castleman es un raro trastorno de causa desconocida que afecta a los ganglios linfáticos y el sistema inmunológico. La granulomatosis de Wegener, también es poco frecuente; constriñe los vasos sanguíneos y produce granulomas, un tipo de tejido inflamatorio que puede destruir el tejido normal.

Una vez que la causa subyacente de la linfadenopatía mediastínica se trata, los ganglios linfáticos deben volver a su tamaño normal. Para las infecciones bacterianas y fúngicas, se suelen prescribir antibióticos o medicamentos antifúngicos. Cuando el ganglio linfático en sí está enfermo, como en el caso del cáncer o la enfermedad de Castleman, puede ser necesaria la extirpación quirúrgica del nódulo.