Contenidos

Sitios relacionados


Adenopatía retroperitoneal (lumbar, abdominal)

Qué es la linfadenopatía retroperitoneal (lumbar, abdominal, del peritoneo), causas y origen de las adenopatías retroperitoneales.

La adenopatía retroperitoneal (o lumbar, abdominal) es la inflamación o enfermedad de los ganglios linfáticos del abdomen (concretamente los que están detrás del peritoneo), a causa de diversas enfermedades.

El peritoneo es una estructura que cubre la mayor parte de los órganos abdominales y que puede ser utilizada como un punto de referencia anatómico cuando se habla de problemas en el abdomen. Los pacientes pueden experimentar adenopatía retroperitoneal por varias razones, y una evaluación detallada puede ser necesaria para determinar la causa raíz.


Este es un dato importante a tener en cuenta en el desarrollo de un plan de tratamiento, ya que puede determinar qué opciones, como la cirugía o los medicamentos para tratar la infección, podrían ser los más adecuados.

Los ganglios linfáticos no tienen que estar hinchados para exhibir adenopatía; este término se refiere a cualquier tipo de enfermedad en los nódulos, incluidas las pequeñas masas y otros problemas que puedan surgir. Estas masas pueden ser visibles en un estudio médico de imagen como una tomografía computarizada (TC) del abdomen.

Las biopsias también pueden indicar que la adenopatía retroperitoneal está presente en un paciente. La mejora de la tecnología de imágenes médicas ha permitido comprobar cuestiones como esta sin pruebas invasivas.

Una posible razón por la que los pacientes pueden desarrollar este trastorno es la presencia de cáncer. Los cánceres en el abdomen y a su alrededor se pueden propagar a través de los ganglios linfáticos a medida que avanzan. Hacer pruebas en los nódulos puede proporcionar información sobre la extensión de la metástasis.

En la cirugía para extirpar los tumores, se puede recomendar también la extirpación de los ganglios linfáticos afectados, para eliminar el mayor número posible de células cancerosas en el cuerpo. El cirujano puede utilizar las imágenes, así como controles visuales en la sala de operaciones para identificar los ganglios linfáticos a extirpar.

Otras enfermedades también pueden afectar a los ganglios linfáticos, y en ocasiones los pacientes experimentan una adenopatía temporal en relación con una enfermedad que luego se resuelve. Las infecciones pueden causar adenopatía retroperitoneal, por ejemplo. Ciertos trastornos autoinmunes también pueden comenzar a atacar a los ganglios linfáticos. La circulación linfática juega un papel clave en el sistema inmune y por lo tanto diversas enfermedades pueden causar hinchazón temporal, obstrucciones, y otros problemas en los ganglios linfáticos retroperitoneales.

La linfadenopatía peritoneal es un signo clínico, en lugar de una enfermedad específica. Los médicos pueden identificarla en una serie de análisis para averiguar por qué un paciente no se siente bien, y desarrollar un diagnóstico. También puede descubrirse al hacer pruebas para detectar problemas en los ganglios linfáticos, por lo general en asociación con una evaluación para el cáncer, donde existe la preocupación de que pudiera haberse propagado. En lugar de tratar de abordar el problema en los ganglios linfáticos, el tratamiento se centra en la causa subyacente.

"Retro" es un prefijo que se refiere al estado de ser antes de, ubicado detrás, o detrás de algo. "Peritoneal" es un término que se refiere o se relaciona con una estructura en el abdomen conocida como peritoneo. "Retroperitoneal", por lo tanto, es un término que significa detrás, en la parte trasera de, o posterior al peritoneo. El peritoneo es una membrana que sirve como un forro para el espacio anatómico en la cavidad abdominal.

El espacio retroperitoneal técnicamente está fuera del peritoneo, entre el abdomen y la espalda. A veces se conoce como retroperitoneo o extraperitoneo debido a su ubicación. Este espacio no está específicamente delimitado por ninguna estructura abdominal, sino que los órganos se dice que están en el retroperitoneo si están revestidos por ese forro sólo en su lado anterior.

El peritoneo que recubre la cavidad abdominal se conoce más específicamente como peritoneo parietal, y el revestimiento de los órganos situados en la cavidad abdominal se conoce como peritoneo visceral.

Los órganos y estructuras retroperitoneales son fundamentalmente el riñón izquierdo, el páncreas y la aorta, que es la arteria más grande del cuerpo.

Existen otros órganos y estructuras dentro de este espacio también, como la vejiga, las glándulas suprarrenales, la vena cava inferior (la vena más grande del cuerpo), y parte del esófago (la estructura que conduce al estómago).

Cuando hay un daño a cualquiera de los órganos que están dentro del espacio retroperitoneal, se siente dolor y otras sensaciones que casi siempre repercuten en la espalda del paciente. Por ejemplo, en el caso de un aneurisma aórtico abdominal, una persona con frecuencia se queja de un sensación de desgarro en su espalda.

Los cálculos renales, las infecciones o la enfermedad renal también pueden causar dolor y sensaciones extrañas en la parte de atrás, ya que los riñones están situados en el espacio retroperitoneal. Problemas de salud que afectan el retroperitoneo son la hemorragia o sangrado, la disección de los ganglios linfáticos y la fibrosis.

El espacio retroperitoneal está limitado por el peritoneo parietal posterior en la parte anterior y la columna lumbar en la parte posterior.

El espacio retroperitoneal contiene los riñones, las glándulas suprarrenales, el páncreas, las raíces nerviosas, los ganglios linfáticos, la aorta abdominal y la vena cava inferior. Los ganglios linfáticos retroperitoneales (o lumbares) son los nódulos regionales de los órganos del espacio retroperitoneal, y también de los testículos, los ovarios, las trompas de Falopio y el útero (que a nivel embrionario derivan del retroperitoneo).

Los ganglios retroperitoneales se dividen por la aorta y la vena cava inferior en tres grupos: los que se encuentran a la izquierda de la aorta (para-aórtico izquierdo o grupo lumbar izquierdo), aquellas que se extienden entre la aorta y la vena cava inferior (interaortocaval o grupo lumbar intermedio), y los que se encuentran a la derecha de la vena cava inferior (paracaval derecho o grupo lumbar derecho).